8 descubrimientos de la ciencia

134169 Se supone que los descubrimientos científicos son el resultado de la aplicación rigurosa del método científico, pero muchas veces se hacen hallazgos sorprendentes por casualidad. A este fenómeno se le conoce como serendipia, palabra que viene de un antiguo cuento llamado "Los tres príncipes de Serendip", donde los personajes hacen insospechados descubrimientos.

Se supone que los descubrimientos científicos son el resultado de la aplicación rigurosa del método científico, pero muchas veces se hacen hallazgos sorprendentes por casualidad. A este fenómeno se le conoce como serendipia, palabra que viene de un antiguo cuento llamado «Los tres príncipes de Serendip», donde los personajes hacen insospechados descubrimientos.

Aquí te presentamos 8 ejemplos de serendipias científicas:

1. El descubrimiento del principio de Arquímedes

Arquímedes fue encargado de saber si la corona del rey era de oro macizo. Pero para determinar su densidad, tenía que comparar el peso con el volumen. Cansado de pensar, se metió a la tina de baño y notó que el nivel de agua subía. Descubrió que el volumen de un objeto es igual al volumen de agua desplazada. Exclamó «Eureka!».

2. El descubrimiento de la penicilina por Alexander Fleming

Alexander Fleming estaba cultivando bacterias en cajas de petri cuando notó que una de las cajas se había contaminado. Sin embargo, las bacterias que habían crecido en esta caja habían destruido otras bacterias. Descubrió así la penicilina, un potente antibiótico.

3. El descubrimiento de la sacarina por Konstantinov

Konstantinov, un químico que trabajaba con derivados del alquitrán en un laboratorio, se fue a casa sin lavarse las manos. Durante la comida, notó que sus dedos sabían dulces. Había descubierto la sacarina, uno de los primeros edulcorantes sintéticos sin calorías.

4. Louis Pasteur y la vacuna contra el cólera

Pasteur descubrió que un microbio causaba el cólera. Para encontrar la forma de prevenir la enfermedad, inyectó gallinas con la bacteria y probó diferentes tratamientos. Sin embargo, cuando se fue de vacaciones y dejó a su asistente a cargo, las gallinas no se infectaron. Descubrió que las bacterias atenuadas habían hecho a las aves resistentes, inventando así la primera vacuna.

5. El descubrimiento de los cerillos de fricción

El químico John Walker intentaba crear un nuevo explosivo cuando, al revolver los ingredientes con un palito, la mezcla se secó y se quedó pegada en el palo. Al rasparlo, se encendió, inventando así los cerillos de fricción.

8434 Se supone que los descubrimientos científicos son el resultado de la aplicación rigurosa del método científico, pero muchas veces se hacen hallazgos sorprendentes por casualidad. A este fenómeno se le conoce como serendipia, palabra que viene de un antiguo cuento llamado "Los tres príncipes de Serendip", donde los personajes hacen insospechados descubrimientos.

6. El descubrimiento de los Post-it

Spencer Silver intentaba crear un adhesivo super fuerte, pero solo consiguió crear un pegamento super débil y reusable. Su colega Art Fry estaba cansado de que los papelitos se cayeran de su libro de cantos religiosos y se le ocurrió utilizar el pegamento de Silver para crear los famosos Post-it.

7. La vulcanización del caucho

Un ingeniero dedicó años a encontrar una forma de evitar que los productos de hule se deterioraran rápidamente por el calor y el frío. Un día, dejó un pedazo de hule tratado sobre la estufa y descubrió que no se degradaba. Así inventó la vulcanización, creando botas salvavidas y neumáticos.

8. El horno de microondas

Persie Spencer, un ingeniero autodidacta, estaba trabajando en un radar cuando notó que un chocolate en su bolsa se había derretido. Modificó el magnetrón para crear el prototipo del horno de microondas. Experimentó con palomitas de maíz en sus primeras pruebas.

Como puedes ver, estos descubrimientos fueron favorecidos por la casualidad, pero fue necesaria la sagacidad del descubridor para lograr el hallazgo.