El éxito en las empresas que aplican Design Thinking

El mercado laboral está en constante cambio y esto requiere que las empresas estén en una constante actualización en sus procesos internos con el fin de ofrecer los mejores productos o servicios, aplicando diferentes metodologías que ayuden a impactar positivamente dentro de las compañías para sacar el máximo provecho posible.

De esta manera, dentro de las mismas empresas han comenzado a implementarse metodologías de Design Thinking que se han convertido en herramientas fundamentales de cara al cumplimiento de objetivos dentro de las mismas, pues gracias a sus procesos de aplicación, permiten diseñar soluciones a un problema concreto, ya que pone en el centro de atención el diseño y el usuario del producto o servicio.

ventajas del Design Thinking

Con esta metodología se opta por dividir el problema en elementos más pequeños para ser analizados y aportar diferentes soluciones a cada uno de ellos, para luego aportar una solución conjunta pensando en el usuario y sus necesidades.

Conoce las grandes ventajas del Design Thinking

Asimismo, esta metodología aporta ventajas a las compañías que optan por su implementación, mejorando procesos internos en la elaboración de nuevos productos o rediseño de los que ya fueron lanzados al mercado. Dichas ventajas son:

Trabajo en equipo: dado que en las metodologías de Design Thinking están involucradas diferentes áreas de las empresas, se mejora la cultura de trabajo y sus relaciones, permitiendo reunir a personas de diferentes especialidades y conocer variedad de puntos de vista.

Crecimiento empresarial: el foco principal de estas herramientas es aportar a las empresas en el cumplimiento de sus objetivos, y al implementar el Design Thinking se obtienen mejores resultados y un gran éxito.

Reducción de riesgos: dado que uno de los objetivos del Design Thinking para empresas es centrarse en el usuario obteniendo un feedback sobre el producto o servicio, se utilizan datos para generar soluciones creativas.

De esta manera, este tipo de metodologías resulta realmente importante para pequeñas y medianas empresas que buscan optimizar los recursos a toda costa, y a su vez, obtienen un beneficio en la mejora de sus productos.

diseño

Gracias al Design Thinking, varias empresas han tenido éxito en sus procesos comerciales y han tenido giros considerables en el cumplimiento de sus objetivos.

La primera empresa es Airbnb, la reconocida plataforma donde encontramos diferentes alojamientos alrededor del mundo. Sin embargo, no tenían el reconocimiento hace algunos años, pues en 2009 su recaudación apenas era de 900 dólares mensuales.

La compañía implementó metodologías de Design Thinking para realizar entrevistas a sus clientes. Los resultados de esta le permitieron el estudio del mercado, las necesidades de los usuarios, el rediseño de la web y la forma en la que estos se comunican entre sí.

Dicho e implementado esto, Airbnb se convirtió en una compañía presente en los cinco continentes y es la principal referencia al momento de buscar alquileres residenciales para pasar días de vacaciones.

Otra de las empresas es BBVA, el vasco español que aplicó el Design Thinking para acercar la tecnología y la humanidad, consiguiendo experiencias de usuario más cercanas y amables, pues buscan que el usuario esté más seguro cuando utiliza los cajeros.

thinking

Para esto, los rediseñaron adaptándolos a las necesidades actuales de sus clientes, simplificando el teclado y la visualización, así como una pantalla que aporta privacidad y seguridad.

Finalmente, SAP es otra de las empresas con un éxito tras la implementación del Design Thinking, pues la empresa de software y gestión aplicó estas metodologías para mejorar sus productos de manera interna, haciendo sistemas tecnológicos más sencillos y manejables, respondiendo a las necesidades reales de cada usuario.

En resumidas cuentas, el Design Thinking para empresas se ha convertido en una herramienta fundamental para las compañías que quieran reinventar sus productos o lanzar mejores servicios en el mercado, por lo que es una tendencia que ha cobrado importancia en los últimos años.