Controlar la eyaculación precoz

Controlar la eyaculación precoz. La eyaculación precoz es un problema que afecta al 40% de la población masculina a nivel mundial, contrariamente la creencia popular este es un mal que no sólo afecta los jóvenes, clínicamente se ha demostrado que pueden afectar a hombres de hasta 60 años, esta es una de las disfunciones sexuales más comunes que se presentan en el hombre.Controlar la eyaculación precoz

Por desgracia también es una de las menos tratadas, el motivo de que esto suceda es que la eyaculación precoz trae consigo como primera consecuencia que el hombre cargue con un sentimiento de vergüenza.

Controlar la eyaculación precoz

Es muy posible que por este hecho desarrolle un estado de negación y evite hablar del problema con cualquier persona incluida la pareja.

Este padecimiento puede considerarse como una disfunción sexual masculina en la que el hombre no es capaz de identificar ni controlar las fases de excitación sexual, lo que provoca que eyacule de forma incontrolada antes, durante o dentro de los cinco minutos posteriores a la penetración de la pareja.

Este tipo de eventos tiene consecuencias personales negativas, tales como signos de malestar, incomodidad, angustia y frustración.

Es importante entender que este problema se divide en dos partes, la afección física y la afección psicológica, cabe recalcar que estos dos hechos van unidos de la mano y no tienen un orden en el que van apareciendo, es aquí cuando se presenta una gran confusión para los pacientes ya que por lo general ellos culpan al pene por el problema.

Esta es una equivocación que se presenta ya que puede decirse que esta es el área afectada de forma física, lo real en este problema es que la mente es la que se ve afectada ya que esta se encarga de percibir y gestionar los impulsos sexuales relacionados con excitación física y mental durante el acto sexual.

Controla la Mente

La mente es la que se encarga de crear fantasías sexuales cuando se está en la masturbación, consigue la excitación y se tiene así la erección necesaria para poder continuar con el acto.

En ocasiones esta auto excitación está mal enfocada desde la infancia, lo que produce una sobre excitación mental con el objeto eyacular de forma rápida pues en la adolescencia se distorsionó este aprendizaje por ideas como que la masturbación era pecaminosa o que socialmente era mal vista.

Otros factores psicológicos que pueden causar esta disfunción sexual son trastornos emocionales como la depresión, el stress, el pánico y la inseguridad.

Existe una relación directa entre la eyaculación precoz y el hombre que muestra signos de depresión, los pacientes se ven afectados en su círculo efectivo y genera estados de tristeza, decaimiento o cambio del humor todo esto se traslada automáticamente a la vida cotidiana modificando la conducta personal.

Valga decir que sea cual sea el origen del problema, controlar la eyaculación precoz es posible y tratable, se sabe que un 95% de casos tratados son resueltos con éxito, por lo que usted no debe demorar en buscar una cura para la eyaculación precoz para poder recuperar el control no sólo de su reflejo eyaculador, si no también de su vida y su relación.

Comments are closed