¿Cuál es tu origen genético?

24301850 Son muchas las personas que se preguntan acerca de sus raíces y su origen genético. Resulta intrigante querer saber de dónde venimos, cómo eran nuestros antepasados y cuál es nuestro linaje. Aunque buscar en registros históricos es la forma más fácil de obtener respuestas, en muchos casos la información se ha perdido debido a guerras, dictaduras y migraciones. Además, los apellidos pueden no ser un indicativo confiable, ya que en algunos casos los antepasados cambiaron su apellido para evitar ser perseguidos, como ocurrió durante la Edad Media con la conversión de judíos. La situación se complica aún más en América, donde hay pocos registros que daten de más de unos pocos cientos de años y los esclavos y peones eran bautizados con el apellido del patrón o el de su padrino.

Son muchas las personas que se preguntan acerca de sus raíces y su origen genético. Resulta intrigante querer saber de dónde venimos, cómo eran nuestros antepasados y cuál es nuestro linaje. Aunque buscar en registros históricos es la forma más fácil de obtener respuestas, en muchos casos la información se ha perdido debido a guerras, dictaduras y migraciones. Además, los apellidos pueden no ser un indicativo confiable, ya que en algunos casos los antepasados cambiaron su apellido para evitar ser perseguidos, como ocurrió durante la Edad Media con la conversión de judíos. La situación se complica aún más en América, donde hay pocos registros que daten de más de unos pocos cientos de años y los esclavos y peones eran bautizados con el apellido del patrón o el de su padrino.

Cada vez es más común hacerse pruebas de ADN para conocer nuestros orígenes

Estas pruebas pueden revelar información no solo sobre nuestra genealogía, sino también sobre nuestra predisposición a ciertas enfermedades y cómo metabolizamos ciertos medicamentos. Además, pueden revelar características sorprendentes como preferencias de sabor, cronotipo y rasgos de personalidad. Pero, ¿cómo es posible obtener toda esta información a partir de una simple muestra de saliva?

El poder del ADN

Los estudios de ADN se basan en el análisis de todo el genoma, contenido en nuestros 23 pares de cromosomas, así como en el ADN mitocondrial. Los cromosomas contienen la mitad de la información genética de nuestras madres y la otra mitad de nuestros padres. Por ejemplo, si se nos dice que somos descendientes de Carlos V, cada generación subsiguiente compartirá menos y menos ADN con él. Después de 10 generaciones, la cantidad de ADN compartida con Carlos V es casi insignificante. Las pruebas de ADN solo pueden retroceder unas pocas generaciones, pero aún así, pueden proporcionar pistas sobre nuestras raíces al asociar ciertas mutaciones con regiones geográficas.

Además del ADN de nuestros cromosomas, se extrae y analiza el ADN mitocondrial. El ADN mitocondrial se hereda exclusivamente de la madre y nos permite remontarnos en el tiempo para rastrear nuestro origen común materno hasta hace unos 200.000 años, en África.

Es importante tener en cuenta que el ADN mitocondrial tiene una alta tasa de mutación, lo que significa que cada mitocondria puede tener una secuencia de ADN diferente. Sin embargo, las mutaciones importantes son raras y se pueden ubicar geográficamente en grupos de poblaciones conocidos como aplogrupos. Estos aplogrupos se forman en función de la presencia o ausencia de ciertas mutaciones. Lo mismo ocurre con los aplogrupos del ADN del cromosoma, que nos proporcionan información sobre nuestra línea paterna.

53373 Son muchas las personas que se preguntan acerca de sus raíces y su origen genético. Resulta intrigante querer saber de dónde venimos, cómo eran nuestros antepasados y cuál es nuestro linaje. Aunque buscar en registros históricos es la forma más fácil de obtener respuestas, en muchos casos la información se ha perdido debido a guerras, dictaduras y migraciones. Además, los apellidos pueden no ser un indicativo confiable, ya que en algunos casos los antepasados cambiaron su apellido para evitar ser perseguidos, como ocurrió durante la Edad Media con la conversión de judíos. La situación se complica aún más en América, donde hay pocos registros que daten de más de unos pocos cientos de años y los esclavos y peones eran bautizados con el apellido del patrón o el de su padrino.

Obteniendo respuestas con una muestra de ADN

Para determinar de dónde proviene nuestro ADN, se toma una muestra de saliva que contiene todas las células de nuestro cuerpo. A partir de esta muestra, se obtiene un promedio de secuencia de ADN mitocondrial para saber la secuencia y ubicar geográficamente las mutaciones presentes. Del mismo modo, se pueden analizar las muestras de ADN de nuestros parientes paternos para determinar nuestro aplogrupo paterno.

Los estudios de ADN comparan miles de partes de nuestro genoma con bases de datos y nos proporcionan porcentajes de nuestro posible origen. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los resultados muestran solo tendencias genéticas y que nuestro entorno también juega un papel importante. Por ejemplo, podemos tener una predisposición genética a ciertas enfermedades pero nunca desarrollarlas. La mayoría de nuestros rasgos no dependen de un solo gen, sino de la interacción de muchos de ellos.

Es fundamental entender que los estudios de ADN brindan información sobre tendencias y características genéticas, pero no determinan nuestro origen de manera definitiva. Cada empresa de pruebas de ADN utiliza sus propios marcadores y puede haber discrepancias en los resultados. Además, estas pruebas no prueban la existencia de razas ni significan que existe una diferencia genética significativa entre ellas. A lo largo de las migraciones y el paso del tiempo, nuestro genoma ha tomado pequeñas partes de diferentes lugares.

Un análisis de ADN puede revelar información fascinante sobre nuestras raíces y nuestro linaje, pero es importante tener en cuenta sus limitaciones y no basar nuestra identidad únicamente en los resultados. Después de todo, como mencionamos en nuestro primer video, todos somos primos.

 

Si quieres conocer otros artículos relacionados con ¿Cuál es tu origen genético?, puedes visitar la categoría Salud.

Te puede interesar:

Subir