Cartagena, una visita paradisíaca con la historia americana

Nuestro país tiene joyas inigualables a nivel continental, y una de ellas sin dudas es Cartagena de Indias. No por nada es patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: caminar por sus calles es darse cita con la historia nacional y americana.

Conquistadores españoles, tesoros fabulosos, piratas ingleses y héroes de la revolución dejaron su huella en la ciudad puerto que ayer, hoy y siempre abre sus puertas para recibir a sus visitantes con una amplia gama de opciones turísticas. A un corto vuelo de distancia desde cualquier parte del país, Cartagena es un mundo por descubrir y aquí vamos a repasar sus principales atracciones:

Un recorrido histórico por “La Heroica”

Conocer el patrimonio arquitectónico y cultural de la ciudad es un recorrido inesquivable. Algo de lo que no muchas otras ciudades pueden alardear: su centro histórico se encuentra rodeado por largos kilómetros de antiguas murallas coloniales, producto de la importancia estratégica como puerto para la corona española desde su fundación a principios del siglo XVI.

Conocer las Murallas y Castillos de Cartagena

La belleza del paisaje que conforman la Bahía de Cartagena y la ciudad hizo que Cartagena fuera declarada Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco en 1984.

Su principal patrimonio es la extraordinaria arquitectura militar que posee, caracterizada por las sólidas murallas y castillos para defenderla de piratas, corsarios y de ejércitos que en su época, buscaban el saqueo de riquezas acumuladas por el comercio de valiosas mercancías y de esclavos.

Esta vieja ciudadela encerrada en murallas, casas coloniales que resaltan con el color de las flores colgadas en cada uno de sus balcones, pequeñas plazuelas, cúpulas renacentistas y techos en teja de barro y paredes gruesas de aquellos hogares que hoy muestran una ciudad con tradición.

Allí donde Sir Francis Drake y Simón Bolívar hicieron historia, Cartagena ganó ese apodo de “La Heroica”: se trata de un escenario para antiguas batallas navales e intentos de saquearla.

Al respecto, es muy recomendable explorar el impresionante Castillo de San Felipe de Barajas, que data del siglo XVII, la hermosa Parroquia San Pedro Claver (que data del año 1603), así como el Palacio de la Inquisición y la Torre del Reloj, considerada por BBC Travel como una de las más hermosas del mundo en su tipo.

No todo es historia: ¡hermosas playas a la vista!

Cartagena lo tiene todo. Si acaso buscas salir del bullicio bogotano para tomarte algunos días de descanso y diversión, apenas una hora y veinte minutos de vuelo te depositará en sus magníficas playas bañadas por el mar Caribe.

Una de ellas es Playa Blanca, que está ubicada a unos 40 minutos de la ciudad. Qué otra cosa esperar de ese nombre: su arena blanca y sus aguas cristalinas la constituyen como una auténtica playa paradisíaca del Caribe.

Luego, está la península de Bocagrande, en la que se ubican hoteles más exclusivos de la ciudad. Allí encontrarás playas como Castillogrande, que a pesar del entorno urbano, se caracteriza por sus aguas tranquilas y transparentes.

Acaso también deberías visitar La Boquilla, una de las playas más famosas de Cartagena, apenas a unos minutos de marcha desde el centro histórico de la ciudad.

Pero si lo que buscas es conocer playas rodeadas de naturaleza que se encuentren más alejadas de las zonas turísticas, tienes que dirigirte a Islas del Rosario. Se trata de un encantador archipiélago de unas 28 islas, y al que solo se accede en lancha (el viaje dura apenas una hora). En Cartagena muchas empresas te ofrecerán este servicio con diferentes planes turísticos.

Una de las mejores islas para este plan es Isla Pelícano, un destino exclusivo al que se llega en yate privado. Allí podrás alojarte en una hermosa casa con dos muelles, solárium, jacuzzi y tres alcobas. Un paraíso que todos nos merecemos disfrutar alguna vez.

En las playas increíbles de Islas del Rosario podrás explorar la maravillosa vida marina que las rodean. Peces y corales de todos los colores serán las recompensas para quienes se sumerjan en las tibias aguas caribeñas que las bañan.

Se recomienda la visita al Oceanario de las islas, en el que tendrás la posibilidad de bucear, observar divertidos shows con delfines y probar deliciosos platillos gourmet preparados con ingredientes locales.

Esto fue solo una introducción a la maravillosa Cartagena, que siempre nos espera con los brazos abiertos.